Saturday, January 30, 2016

Naomi Campbell or Sean Penn behind Chávez’s death

Theories about Chávez’s death, usually claiming that he was murdered, have been common in Venezuela since his passing in 2013. Government officials have repeatedly claimed that the president was murdered by his enemies, possibly by “The Empire” through an unspecified form of “inoculated cancer.” Anti-government theorists prefer to blame Cuban secret services for the alleged murder.

Yesterday journalist Miguel Salazar, author of the popular column Las Verdades de Miguel, proposed a theory which rapidly became viral in social media: Salazar is suspicious of the motives actor Sean Penn and model Naomi Campbell might have had for their contacts with president Chávez.

Salazar suggests there is a need to look into “the ease with which potential ‘infiltrators’ (infiltrados) could get close to Chávez.” He has no evidence that Penn or Campbell could have poisoned Chavez, but reminds his readers that the actor recently made headlines by “handing over” Mexican drug capo El Chapo to the authorities. Whereas the Campbell becomes a suspect for Salazar because “she is not known to have had any other political public appearances different form her meeting with Chávez in 2007.” Salazar finishes his note with a comparison between Campbell and the WWI famous spy Mata Hari.

Here is the text in Spanish of part of Salazar’s column:

¿Quién mató a Chávez? Los detalles del veneno elegido eran fieles, así como los síntomas que provocaba una sobredosis, la facilidad para conseguirlos en el mercado, la dificultad para ser detectados y la eficacia de los antídotos. Los venenos de Agatha Christie. Cada día que pasa, son más confusos los pormenores que rodearon tanto la agonía como el deceso de Chávez. No en vano cobra fuerza que el controversia! líder venezolano fue asesinado a “cuenta gotas“. El caso se torna más complejo por la comparecencia no sólo de los dirigentes cubanos, sino también de los venezolanos que estuvieron cerca de su lecho de enfermo. Todavía no están claras las intenciones de presentar a Chávez vivito y coleando cuando estaba moribundo, a menos que los autores de esa estrategia anhelaran un milagro. Sólo así se explica la publicación de la foto de Chávez acostado leyendo el Granma, o la afirmación de que leía y rubricaba documentos y cantaba joropos. Habría que llegar al fondo del silencio de algunos funcionarios que tras su muerte (aunque no eran de sus afectos) terminaron ocupando otros importantes espacios.
¿Qué saben? ¿Quién te mató Chávez? Es una interrogante que toma fuerza en la conciencia popular no resignada a las explicaciones que hasta ahora se han dado. Como dato importante no se conoce el contenido de la autopsia, por lo que no se puede decir a ciencia exacta cuáles fueron las causas de su muerte. El destino seguido por el exjefe de Estado se ha convertido en un verdadero acertijo, a quien nadie en las altas esferas quiere referirse. Los detalles relacionados con su fallecimiento no pueden obviarse cuando se indaga sobre la facilidad que tenían los potenciales “infiltrados” de acercarse al hoy extinto exjefe de Estado. Por ejemplo, en esta larga historia que puede seducir a los lectores, resaltan los nombres de Sean Penn y Naomi Campbell, entre otros.
Sean Penn vio recientemente su nombre en los cintillos de prensa tras la captura del Chapo Guzmán. Los “malintencionados” repiten que el productor de cine entregó al capo de la droga mexicana. Mientras Campbell, por su volátil e iracundo carácter es conocida como el facsímil de Mike Tyson en el mundo del modelaje. Ambos estuvieron muy cercanos a Chávez antes de conocerse su “enfermedad“. Además de los reiterados escándalos judiciales en que se vio envuelta, a Naomi Campbell no se le conoce otra aparición política distinta a su encuentro con Chávez en 2007, que no sea el episodio cuando en agosto de 2011 declaró como testigo en la Corte Penal Internacional de La Haya en el proceso contra el expresidente de Liberia, Charles Taylor, por el comercio ilícito de Diamantes de Sangre durante la guerra civil de Sierra Leona. Si Arthur Conan Doyle, a través de Sherlock Holmes hubiera conocido a Naomi Campbell, seguramente habría dicho de ella: Es siempre la mujer… a sus ojos, ella eclipsa y domina a todo su sexo. Y no es que sintiera nada parecido al amor. El era la máquina de observar y razonar más perfecta que ha conocido el mundo; pero como amante no habría sabido qué hacer.
Ahora, ¿además de Sean Penn, cuál fue el interés que motivó a Naomi Campbell a acercarse a Chávez?, vale la interrogante porque no en vano la historia a menudo no es ajena a figuras como Margaretha Geertruida Zelle (Mata Hari), aquella famosa bailarina, actriz y espía, condenada a muerte por espionaje y ejecutada por fusilamiento en 1917, durante la 1 Guerra Mundial. Amo a los militares. Los he amado siempre y prefiero ser la amante de un oficial pobre que de un banquero rico, llegó a decir en el proceso donde fue condenada a muerte. En cuanto a Chávez, su deceso se va convirtiendo en un misterio con el paso de los años. El rumor popular indica que el crimen perfecto es aquel que nunca se descubre pero, según los criminólogos (fieles a sus principios de sabuesos): El crimen perfecto no existe, lo que existen son las investigaciones imperfectas. Por cierto, no olvidemos que el ex Presidente fue una esponja para atraer infiltrados.

2 comments:

  1. Definitely not a conspiracy theory. Chavez did not die from cancer but from a virulent strain of syphilis passed on by Noami Campbell.

    ReplyDelete